Fundación Trilema | Educar en salud, el pilar de la escuela del futuro
8877
post-template-default,single,single-post,postid-8877,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0_11.2,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Educar en salud, el pilar de la escuela del futuro

Garantizar la salud y el bienestar de las futuras generaciones de una forma global, es decir, a nivel físico y emocional, así como su desarrollo intelectual, debe ser una prioridad. La pandemia ha modificado los hábitos de los más pequeños provocando un aumento del sedentarismo, cambios en los hábitos de alimentación o situaciones de ansiedad derivadas del confinamiento. Como consecuencia de ello, la Sociedad Española de Obesidad estima que se ha producido un aumento medio del peso corporal, en niños y adolescentes, cercano al 5%.

Educar en salud a los niños y niñas es el primer paso para convertirlos en adultos más sanos y conscientes de la importancia de practicar unos hábitos saludables.  Con el propósito de abordar estas cuestiones se ha celebrado “Educación para la salud, una prioridad en una escuela del futuro”, una iniciativa impulsada por Danone, Fundación Trilema, DKV y Fundación Edelvives.

El encuentro contó con la participación del doctor Javier Valle, Profesor Titular de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y especialista en política educativa de la Unión Europea. Valle abordó la necesidad de una educación por competencias, que contemple el bienestar y desarrollo personal y social, así como la salud.

“Fomentar unos hábitos de alimentación e hidratación correctos entre los más pequeños debe ser una prioridad. Según la OMS, el 80% de los menores no hacen el ejercicio mínimo recomendado y, sólo en nuestro país, un 41% de los niños/as presenta obesidad o sobrepeso.”, apuntó Javier Valle. “En el contexto actual, incorporar a los programas educativos la formación en salud es más necesario que nunca”, sostuvo el profesor de la UAM. 

Construyendo un camino hacia el éxito

El acto contó con la participación de proyectos de éxito a la hora de implementar la educación para la salud como parte del currículo escolar. Entre los casos prácticos que se sumaron a la mesa redonda celebrada estaba el Proyecto Fluye. ‘Fluye Happy & Healthy Kids‘ está dirigido a niños/as desde los 3 hasta los 11 años y contempla el desarrollo de una competencia educativa basada en un concepto integral de salud (física, mental y emocional). Francisco Ferrer, profesor de Trilema Soria y coautor de los materiales de Fluye contó que «el objetivo es que sean buenas personas dentro y fuera del colegio. Que lo que trabajamos en él repercuta en su vida a todos los niveles y Fluye recoge esa amplitud”.

Santiago Gómez, Investigador Principal del estudio PASOS de la Gasol Foundation se sumó a este panel compartiendo su apuesta por un enfoque multisectorial y multinivel, transversal y coordinado, que promueva el trabajo en red de todos los actores implicados en la sociedad. Otra de las iniciativas que participó es el Programa SI!, elaborado por la Fundación SHE (Science, Health and Education) presidida por el prestigioso Dr. Valentín Fuster. Carla Rodríguez, coordinadora pedagógica del proyecto, explicó que tiene como objetivo promover la salud cardiovascular, a través de la promoción de hábitos saludables, en niños de 3 a 16 años. Para ello, trabaja alrededor de 3 componentes educativos (alimentación, actividad física y gestión emocional).

Por otro lado, Carlos Chamorro, del CEIP Cristobal Colón presentó la iniciativa que coordina: Camino de PiEFcitos. Se trata de un proyecto físico-deportivo que trabaja en la instauración de hábitos físico-saludables entre el alumnado, familias y docentes, a través de la práctica de actividad física, la alimentación saludable, la lectura y acciones de desarrollo sostenible.

Además, Carmen Lozano, directora del CEIP Cervantes (Carmona); y Antonio Rodríguez, profesor del Colegio Arboleda (Sevilla), también dieron visibilidad a sus iniciativas sobre el fomento de hábitos de vida saludables que, más allá del aula, se han convertido en el eje sobre el que vertebran sus proyectos de Centro.

La intervención de Andrés Conde, CEO de Save the Children España, recordó le necesidad de garantizar el acceso a la salud y a la educación en la infancia, especialmente en el contexto de crisis económica y social actual, que ha acentuado las desigualdades. En este sentido, destacó el poder de las alianzas para lograr impulsar cambios transformadores que permitan que la infancia disponga de las herramientas necesarias para desarrollarse plenamente.

La salud, una asignatura pendiente

La presidenta de la Fundación Trilema, Carmen Pellicer, fue la encargada de cerrar esta jornada. Pellicer sostuvo que “si queremos modificar hábitos que favorezcan una juventud feliz, equilibrada y saludable necesitamos elaborar propuestas sistémicas integradas en la vida ordinaria de las escuelas”.

“El niño/a no elige la familia en la que nace, pero la escuela puede ayudarle a afrontar sus circunstancias de una manera distinta”, concluyó la pedagoga.

Liderar una revolución desde la base

El encuentro se enmarca en el movimiento “Alimentando el Cambio”, que nace de la unión de Danone y la Fundación Ashoka junto con la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Esta iniciativa busca empoderar a los niños y niñas a tomar decisiones conscientes sobre su salud, poniendo a su alcance la información que necesitan, para escoger por ellos mismos entre las opciones de alimentación más saludables y sostenibles y convertirse en agentes de cambio.

Aquí puedes ver el resumen de la jornada en imágenes:

Educación para la Salud