Fundación Trilema | Visión Pastoral en Escuelas Trilema
1957
page-template-default,page,page-id-1957,page-child,parent-pageid-1948,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0_11.2,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Visión Pastoral en Escuelas Trilema


La Palabra que nos inspira...

…y nos invita a buscar la Verdad,  a conocer una nueva visión de lo que somos y estamos llamados a ser.

Invitamos a nuestros alumnos a crecer en discernimiento y sabiduría. Estimulamos el pensamiento y la conciencia crítica y nos obligamos a presentar nuestra fe y su universo de significados como creíble y razonable. Queremos desarrollar ellos una espiritualidad madura y, también, dejar la puerta abierta para que sean libres de asumir o no lo que les proponemos.

Apreciamos la diversidad como una riqueza en nuestros centros y eso nos compromete con un diálogo sincero y respetuoso con todos.

La Vida que celebramos…

…dotando a lo cotidiano y cualquier tipo de acontecimiento de significado y propósito, reconociéndolo y haciéndolo propio.

Ayudamos a los alumnos a identificar las dimensiones transcendentes de uno mismo, los otros y el mundo en general, siendo capaces de descubrir, admirarse, contemplar y celebrar lo ordinario y lo extraordinario.

El Amor que nos une…

… y nos ayuda a descubrir aquello cuyo valor es inviolable, como la dignidad del ser humano, la verdad, la vida o la libertad.

Propiciamos que sean capaces de manejar los estados propios emocionales, ser sensibles e influir en los estados de los otros para construir relaciones interpersonales intensas y comprometidas con valores como el perdón, la gratitud o la compasión.

Valorar estas realidades por encima de otras prioridades nos ayuda a ver la vida con otros ojos.

El mundo que nos compromete…

… y que nos abre a la pertenencia global, a vincularnos afectivamente con los que están cerca y lejos. A adquirir un compromiso radical con la justicia y la paz.

Para la experiencia de fe esto supone: Amar con un amor gratuito, vincularse a la Comunidad eclesial y comprometerse con los últimos, que ‘siempre estarán con nosotros’.

Ideario de Escuelas Trilema.